La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

JAMES PIONO

Nace en Francia (1955) dentro de una familia de artesanos. Su padre, mecánico de coches; su madre era una gran costurera y ya pintaba como hobby. Este ambiente favoreció su temprana creatividad.

 

Ya de niño su padre le enseñaba a soldar en el taller. Se sentía siempre muy cómodo con la creación de miniaturas y ya con catorce años creó su primera joya, joya que ofreció a su hermana mayor.

 

De su padre aprendió el oficio de mecánico, tanto que recibió una oferta para trabajar en la Fórmula Uno, pero esta no era su verdadera vocación.

Son varias las expresiones artísticas que abarca este creativo, Artes Plásticas, 

Teatro, Música, pero es la joyería con la que más se ha sentido identificado. Y justamente, desde que , aquella joya que había regalado a su hermana cuando aun era un niño, fue vista por un amigo joyero y quedó prendado de ella.

 

A partir de entonces comenzó en serio la pasión por la joyería. Suerte que  vivía cerca Anau (Alemania), donde afortunadamente contaban con una Academia de Joyería. Por ese entonces recibió también influencia de un amigo joyero. Sus creaciones en plata, oro y platino acabaron siendo muy apreciadas.

Cuando llego a Canarias, hace 30 años, quedó aso

mbrado de como las islas le inspiraban para la creación de sus joyas. Su colección “NATURALEMENTE” surgió justo por ese entonces. 

Galería de imágenes